lunes, 9 de junio de 2008

VERTIGO – SCALPED # 17 (DEAD MOTHERS CONCLUSION)

Con el SCALPED #17 concluimos la saga DEAD MOTHERS (Madres Muertas); una historia con la que la colección regresa al buen camino marcado por los primeros episodios (que se publicarán muy pronto en España, por cierto).

Como vemos en la primera página, la venganza personal de Shelton no ha terminado nada bien para el pobre chico. Para cuando el Sheriff Bad Horse se entera ya nada se puede hacer por él. Encolerizado, nuestro protagonista intenta arremeter contra Diesel (que alega haber actuado en defensa propia), pero tal comportamiento le cuesta al Sheriff la suspensión. De esta manera no sabemos nada más de Dashiel Bad Horse hasta el final del capítulo.
También asistimos al funeral de Gina Bad Horse, en donde todo el mundo se pregunta dónde está su hijo Dashiel. Es en dicho funeral donde el mafioso Red Crow decide poner todos los medios a su alcance (que no son pocos) para encontrar al culpable de la muerte de Gina y así desmentir lo que piensa todo el mundo: que el asesino ha sido él.
Y llega la noche donde los sentimientos afloran. Red Crow intenta llamar a su alejada hija, aunque al final no se atreve a hablar con ella. Por otra parte, el agente Nitz visita la tumba de Gina para otorgarle su particular y obscena despedida. Ya despidiendo reencontramos a un cansado y maltrecho Bad Horse que pasa por la casa de su difunta madre. Y es en esta ocasión la única vez hasta ahora en que vemos al duro Dashiel mostrar sentimientos de afecto hacia su madre.
Terminar de leer la saga me ha dejado muy buen sabor de boca y buenas expectativas de futuro. Llevo desde el principio de la misma advirtiendo que parecía una redención, y para mí así ha sido. Por fin volvemos a una estructura de inicio-nudo-desenlace de nuevo en la serie, también es de agradecer que se note que los números tienen un propósito y conforman un dibujo definido. Cosas tan obvias como éstas parecían haber desaparecido de la colección durante etapa de CASINO BOOGIE, con un sinfín de números que formaban bucles inútiles en los que la historia se estancó hasta el punto de casi corromperse.
Pero parece que el tiempo de sombras ha pasado y hemos vuelto a al de luces nuevamente. Confío en que Jason Aaron haya aprendido de los errores del pasado y siga en esta línea; ya que con un buen guión que acompañe al sensacional dibujo de R.M. Guéra (para mí junto a Ricardo Burchielli de DMZ el mejor dibujante actualmente de VERTIGO) la colección puede tener una proyección tremenda.
“El pequeño bastardo casi me mata. ¿Quién diablos le enseñaría a disparar así?”-Diesel.