lunes, 23 de junio de 2008

BLOGS, ¿LOS FANZINES DEL SIGLO 21?

Supongo que todo el que lea esto no sabrá que allá por el año 1.999 / 2001 existió un fanzine llamado EL BURDEL DE JERUSALEM. Trataba de todo un poco, de música, de cine, de cómic... también había relatos y reseñas. En ese fanzine yo me encargaba de casi todo (textos, maquetación, fotocopias, distribución...) los colaboradores básicamente aportaban algunos textos y Zantoblin se encargaba del resto. El proyecto no llegó muy lejos, se distribuyó por Barcelona y Mataró (provincia de Barcelona), aunque algunos ejemplares puntuales se enviaron a Madrid, Pamplona y alguna que otra ciudad más. Creo que su mayor momento de gloria fue cuando el fanzine apareció de pasada en un programa del CANAL 33 (el 2º canal autonómico de Cataluña).
Tras unos cuantos números el fanziné pasó a mejor vida. Simplemente me cansé de ir detrás de la gente para que cumpliera, me cansé de regatear con fotocopisterias para más tarde pelearme con ellas por no haber heho bien su trabajo. Pero lo peor vino cuando intentemos hacer el fanzine solvente y al menos cubrir gastos. Primero a convencer a las tiendas para que aportaran (a cambio de publicidad, por supuesto), segundo ir a cobrar tal aportación para poder empezar con el siguiente número... y es que todo el mundo de apoya moralmente hasta que entra en juego el dinero, aunque sea poco como en ese caso.
Al final, todo hace que se retrase y que la reseña bombazo de la Película de X-MEN (conseguimos ver la película antes de que se estrenase) no sirva para nada porque el fanzine sale un més y medio tras el estreno, o que tengas que currarte a ultima hora una portada cortando y pegando con el Photoshop porque el portadista no entrega...
Pero pese a todo siempre me quedaron ganas de volver ha hacer algo parecido. Y siempre que pensaba en ello las ideas se dirigían hacia una página web. Hasta que pasó el tiempo y me enteré de la historia de los Blogs y gracias a un cambio de trabajo pude conseguir el tiempo y el valor necesarios para crear DE VERTIGO.
Ahora, trascurridos casi 6 meses de la aventura, no podría estar más contento. Si comparamos un blog con un fancine, vemos:
Un blog puede llegar a mucha gente. DE VERTIGO ha recibidos visitas de EEUU y hasta de Canadá, impensable en un fanzine.
Un blog es más inmediato. Tardo en hacer un post una hora o menos, en montar el fanzine tardaba unas 2 semanas.
Un blog es en color y se le pueden incluir sonido y hasta video. El fanzine sólo tenía la portada a color, el resto era en un complicado blanco y negro. Y no siempre se veía bien el resultado final.
Un blog puede hasta resultarte rentable. Se puede incluir publicidad y al ser gratis, todo son beneficios. LOS FANZINES NO DAN DINERO.
De manera que este es mi consejo para todo aquel ingenuo que esté pensando en fundar un fanzine: No seas tonto y monta un blog, saldrás ganando. Llegarás a más gente, te costará mucho menos esfuerzo y dinero, y la calidad del producto final será mejor.
Sé que el papel hace que parezca más real, pero en mi opinión no vale la pena. Y no vale la excusa de no tener ordenador, sé de bloggeros que actualizan desde un cybercafé (sólo es cuestión de ingenio y conocer el IMAGENES DE GOOGLE).
Así que haí queda mi sincero alegato de un bloggero enamorado de esta nueva forma de comunicación. Me gustaría pedir especialmente en este caso la colaboración de la gente para así poder comprobar hasta que punto esta opinión es compartida por los demás.
Jubilación para el fanzine y larga vida al blog.
Sobre este tema, he pedido opinión a otros blogueros. Un fuerte agradecimiento a todos por colaborar:

-Etrigan del Blog EL CUARTO MUNDO (http://elcuartomundo.com/ ): No sólo los fanzines han muerto, las revistas especializadas están a un paso de ello, creo que sólo queda Dolmen. Yo me la compro por inercia, pero cada vez la leo menos, porque las noticias están más ue superadas, las he leído un mes antes por internet. Los artículos están bien, pero es que en internet hay blogs que realizan estudios o análisis estupendos. En cuanto a reseñas los blogs abundan en ellas, por lo que cuando leo dolmen pocos cómics aparecen que no se hayan reseñado en internet.
Los blogs además tienen la ventaja de que puedes dar tu opinión librmente sin estar mediatizado por tu relación con una editorial o tu simpatía/amistad con un autor.
Yo también soy un enamorado de los blogs.
Yo siempre quise hacer un fanzine, pero los problemas que mencionas hicieron que me lo pensara. Sin embargo cuando descubrí algo que se llamaba blog y que sólo exigía tener conocimientos de informática a nivel de usuario, y descubrí que había muchos de estos blogs que hablaban oh...! de CÓMICS, se me abrió un mundo de posibilidades y me lancé a ello siendo primero tebeonauta y luego con El Cuarto Mundo bajo la encarnación demoniaca de Etrigan. Si no hubiese existido esta maravillosa herramienta siempre se me hubiese quedado clavada esa espinita de no haber hecho un fanzine, ahora ni me lo planteo.

-EINNDC del Blog TEBEOS Y ALGO MAS… (http://einndc.blogspot.com/ ): El vídeo mató a la estrella de la radio, y el blog al fanzine.
Está claro que todo evoluciona pero creo que es lo mismo un Blog que un Fanzine. Hace años era impensable la existencia de un medio gratuito por el que se pudiera dar rienda suelta a la creatividad y con posibilidades de acceso inmediato a nivel global. La repercusión geográfica de un fanzine era local, y si lograbas colarlo en un salón del comic, con suerte alguien de fuera de tu ciudad lograba comprarte un ejemplar. Pero uno, olvídate de venderle el siguiente.
Ahora pueden leerte en Valencia, Madrid, Mexico, Bruselas o Texas a los diez minutos de haber publicado un artículo. El ampliar el espectro de posible público también hace que el autor amplíe sus metas y forma de expresarse. No es lo mismo escribir para los amiguetes de tu ciudad que para todo el mundo (en sentido literal). Por ese motivo las noticias (y rumores) corren como la pólvora y a la media hora que Quesada haya decidido librarse de MJ en todas partes del mundo se están afilando los colmillos para saltarle a la yugular.
Además, el acceso al blog es gratuito. Bueno, pagas la conexión de internet, pero ya me entendeis. Y estamos hablando de España. Aquí nos cobran por una porquería y los mandamos a paseo. Ahora, sí es gratis...
En espíritu un fanzine y un blog vienen a ser lo mismo. Un medio por el que expresar tus gustos, intereses, opiniones, etc. Sólo que antiguamente el acceso a internet era más restringido, caro y menos utilizado que hoy en día. Viene a ser como el VHS y el DVD, el contenido es el mismo, pero en otro formato.

-Jose Maria Beroy del Blog BEROY BLOG (http://beroyblog.blogspot.com/ ): Bueno, que me interesan los blogs creo que no es un misterio a poco que alguien lea mi blog o el de la Escola Joso (que mantengo prácticamente yo solo). Aunque comparto la fascinación por el objeto libro o revista, soy un ferviente partidario de la publicación electrónica y creo que la inmediatez y posibilidades de interacción e hipertextualidad que ofrece internet podría llevar, a poco que se intentase con determinación, a resultados creativos realmente interesantes (ojo que he dicho creativos, no comerciales).

-Bruce del Blog 999 (http://ch999.blogspot.com/ ): Nunca me interesaron los fanzines...en cuanto a los blogs, creo que aún se pueden exprimir más sus posibilidades (creativas, no comerciales) pero hay que tener la mente abierta, estar dispuesto a experimentar y estar al tanto de las innovaciones tecnológicas del sector.
Desde luego son divertidos y no dependes de nadie.

-La Perse del Blog EL SHOW DE LOS HOMBRES LOBO (http://werewolfshow.blogspot.com/): Poco más que añadir a lo que ya se ha dicho. De todos modos, creo que una de las ventajas más evidentes de los blogs -además de las que ya se han señalado- es el hecho de que tienes un feedback bastante inmediato con otros aficionados, y no te quedas en esa especie de solipsismo que es la actividad fanzinera. Además, la herramienta "blog" ya es sólo una parte de tus modos de interrelacionarte: twitter, podcasts, mensajería instantánea, foros, canales de vídeo y fotos... Incluso una herramienta "mixta" como esta misma Liga amplía las perspectivas y posibilidades que nosotros, como aficionados, tenemos. De hecho, hasta puedes tratarte "de tú a tú" con los mismos artistas cuyas obras comentas y admiras (como el señor Beroy, por aquí presente ;) ).
-José Enrique Machuca del Blog YO DIGO NO (http://yodigono.blogspot.com/ ):
Asumo, comparto y confirmo todas las razones a favor del blog. No así que la consecuencia tenga que ser la jubilación del fanzine, que puede seguir siendo una opción totalmente válida.
Yo empecé fanzineando hace veinte años. El Passive Comics se hacía con lápiz, tinta, tippex, tijeras, pegamento, fotocopia y grapa, más que nada porque era la opción barata y fácil. Se anunció en las páginas de la añorada Zinco y se vendía por correo. Así conocí a Pedro Angosto, Nacho Carmona o Cels Piñol, fanzineros todos. Hasta Antonio Martín me escribió pidiendo ejemplares. En mi opinión, un éxito, teniendo en cuenta los medios.
Para el quinto número, sobre el 93-94 Alejandro Casasola, de Veleta, nos consiguió una edición con portada a color e impresión en offset. Algunas páginas hasta las maquetábamos con primitivas versiones de Corel. Y tuvimos una distribución a unas pocas librerías
La cosa acabó en el 96, con el séptimo número porque la edad nos iba alejando de esas aficiones. Estoy seguro que de empezar ahora a hacer fanzines haría webcomics, o fanzines en formato pdf, o una página web, y usaría escáner, tableta gráfica y programas de dibujo y diseño y distribuiríamos por descarga directa, torrent, pando o por correo electrónico. Porque el espíritu es el mismo, sacarle el máximo rendimiento a los medios disponibles.
Ahora bien, yo no hago mi blog como sustituto de ningún fanzine, sino porque me apetecía la idea de tener un espacio de opinión propio y es algo comodísimo. Si hiciera un fanzine de historietas me decantaría por el cbr o el pdf como hace, por ejemplo, PAMMHG.
Y, como ya dije al principio, una cosa no quita la otra. El fanzine en el que colaboro, "No me jodas Pérez", tiene formato de papel porque Grego Lorente, su editor, piensa que el continente también ayuda a definir el contenido. Un fanzine de papel a esta alturas resulta algo peculiar y distintivo. Frente a la sensación de inmediatez y apresuramiento de un blog, los contenidos de un fanzine parecerán siempre más meditados y estructurados, consecuencia de una reflexión más profunda. Y la maquetación artesanal no deja de tener su encanto frente a los encorsetamientos de las herramientas blogueras.
El fanzine en papel va camino de la extinción, y sólo unos pocos románticos seguirán usando ese formato. En todo caso dejemos que muera por su propio pie.