miércoles, 5 de marzo de 2008

VERTIGO - SCALPED #14

En el segundo capítulo de la saga DEAD MOTHERS prosiguen las investigaciones por las dos mujeres muertas recientemente: La prostituta y la madre del Sheriff Dashiel Bad Horse. En el caso de la prostituta Dashiel sospecha de Diesel, un loco joven blanco adicto a las drogas y muy violento.
Pero al reunirse con Nitz, el agente supervisor de esta operación encubierta que tiene como objetivo detener a Red Crow, Bad Horse recibe la orden de no tocar a Diesel. Resulta que el asesino de la prostituta es un agente encubierto también. Dashiel monta en cólera al saber esto y ve lo sucio que está jugando el FBI en ese caso, ya que hasta va a permitir que un asesino salga impune.
Nitz al final se compromete de encargarse personalmente del asunto, más adelante Diesel pagará por lo que ha hecho, y los niños serán recompensados por la muerte de su madre. Pero Bad Horse no debe tocar al agente encubierto, o de lo contrario los niños lo pagarán.
En este capítulo el equipo creativo acostumbrado (Jason Aaron al guión y R.M. Guera dibujando) nos continúan conduciendo a través del oscuro y peligroso mundo en el que ha sido metido Bad Horse. Parece que la trama continúa avanzando, lo cual se agradece.
Tal vez lo mejor del cómic ha sido lo bien que han plasmado la tensión entre personajes que se vive en varias ocasiones de la historia.
SCALPED está resultando ser una serie cada vez más contenida y detallista; atrás están quedando los violentos capítulos iniciales, en los que la trama era una excusa para mostrar sexo, drogas y violencia.
Creo que por fin la serie está evolucionando, esperemos que ahora que ha empezado a avanzar, lo haga hacia una dirección interesante.


“Los mantendré separados y los enviaré a diferentes
orfanatos. El primero que fastidie acabará con su culo en el centro juvenil más
duro que pueda encontrar. En una de esas academias de gladiadores donde se dan
por culo solo por diversión. Con el tiempo sus huevos se les habrán bajado y
esos niños serán jodidos cacharros, uno tras otro. Las chicas estarán ofreciendo
sus culos como prostitutas. Sabes muy bien que lo haré, no me pongas a
prueba”-Nitz, Agente del F.B.I.