sábado, 22 de marzo de 2008

VERTIGO – NORTHLANDERS #04.

Llega el invierno a Orkney Islands. Con él el acoso de Sven se ha de detener hasta la primavera. Aunque por supuesto la guerra sucia y el espionaje continúan. Ahora patrullas nocturnas rodean la ciudad toda la noche, intentando evitar una nueva matanza como la cometida por Sven y Enna. Sven espera en principio paciente, pero la traición de su amante Thora hace que nuestro exiliado sea por fin encontrado por Hakkar (la mano derecha del tirano Gorm) y ambos hombres puedan hablar cara a cara.
Hakkar es un hombre inteligente y frío, pero sobre todo conoce el valor de la información a la hora de vencer al adversario. Y por supuesto que logra dañar más a Sven en su encuentro y sin siquiera tocarle que Gorm con todos los hombres que ha enviado hasta ahora.
THE CHILL EASTERN WIND (El frío viento del este): Gran número el de este mes, principalmente debido a la soberbia aparición de Hakkar. La trama continúa con su avance lento y seguro hacia donde los autores nos quieren conducir, y aunque a veces parece que no pasa nada, tan sólo lo que se nos da a entender hace que la historia avance. Aunque no lo hagan sus personajes.
Por otra parte, el dibujante Davide Gianfelice por fin puede llevarnos de las áridas tierras del norte hasta la cálida Constantinopla. El resultado no podría ser mejor, ya que este autor logra plasmar de manera sencilla la imagen solemne y grandilocuente de la mítica Ciudad Estado.
Creo que el #05 de NORTHLANDERS nos invita a que nos preparemos y le prestemos atención a la serie. Porque hay muchas sorpresas que por descubrir, una interesante historia que nos espera.
Si en DMZ Brian Wood nos cuenta una historia desde muchos puntos de vista, en NORTHLANDERS es al contrario. El guión es de tono más clásico y más lineal, pero igualmente repleto de sólidos personajes y situaciones duras y extremas. Todavía me gusta más DMZ que esta nueva propuesta, pero de aquí a un año… tal vez no opine lo mismo.
“Constantinopla, sé un poco sobre esa ciudad. He escuchado algunas noticias interesantes sobre los Varangia. No puedes volver, ¿verdad? Parece ser que cuando dejas la Guardia Varangia la dejas de verdad. Vaya una maldita apuesta que has hecho, pequeño Sven. Necesitas el dinero para sobornarlos y que te vuelvan a aceptar, ¿verdad? Sin él, no tienes ningún sitio a donde ir.”-Hakkar.