lunes, 25 de mayo de 2009

VERTIGO – THE UNWRITTEN #01

Por fin se ha podido leer el #01 de THE UNWRITTEN, una nueva serie de VERTIGO la cual ha disfrutado de una campaña de promoción como pocas otras ficciones del sello.
Wilson Taylor es un escritor que publicó durante 13 novelas las aventuras de Tommy Taylor. Este personaje era un joven aprendiz de mago que, acompañado por sus fieles amigos Sue y Peter, debía desbaratar los terribles planes del malvado Conde Ambrosio. Además de las inmensas ventas a escala mundial, la saga de este escritor tuvo dos particularidades: el autor desapareció de la faz de la tierra al terminar la última novela; y el personaje principal estaba inspirado en su propio hijo, Tommy Taylor.
Pasados los años, Tom Taylor vive de las rentas de una celebridad conseguida gracias a ser el inspirador del famoso mago. Sin embargo, la vida de este cínico y fracasado personaje cambia cuando Lizzie Hexam, una estudiante del Kings College, cuestiona la autenticidad de la identidad de Tom.
A partir de ese momento se desata la polémica mediática, a la vez que nuestro protagonista empieza a verse seriamente acosado.
Finalmente, realidad y ficción se mezclan bruscamente cuando alguien que dice ser el Conde Ambrosio de las novelas del joven mago secuestra a Tom. Y el asunto tiene trágicas consecuencias.
Así se presenta esta nueva serie de VERTIGO. Después de una amplia campaña de presentaciones en Internet, de reducir su coste a tan sólo 1$ y de contar con un #1 especial de 34 páginas.
Este primer número nos ha dejado una mezcla de fantasía, celebridades de convención y conspiraciones, bastante prometedora.
El prolífico guionista Mike Carey, junto al dibujante Peter Gross, regresan una vez más formando equipo tras colaborar juntos en LUCIFER. Ambos ofrecen una obra interesante y trabajada, repleta de referencias literarias, misterio y tragiversaciones. Resulta muy divertida la combinación de realidad con ficción que ofrece este tándem, a igual que aprovechan ya desde el primer número para declarar con sinceridad los parecidos con Harry Potter, Los Libros de la Mágica, The Worst Witch, etc. Sin embargo, como aspecto negativo, está el hecho de que nada de lo contado en este primer capítulo tiene la más minina originalidad.
Opino que THE UNWRITTEN está repleto de referencias de dentro y fuera de Vertigo (HARRY POTTER, LUCIFER, LOS LIBROS DE LA MAGIA, AMERICAN VIRGIN, LOS INVISIBLES…). Pero también he entendido el capítulo (y tal vez gran parte de la colección) como un gran homenaje a la literatura infantil y juvenil que reconozcámoslo, es la culpable de que mucha gente se aficione a la lectura. Sobre todo la segunda parte del capítulo deja mucho que desear a nivel argumental, pero también es patente que estamos ante una obra de Mike Carey; lo cual significa inteligencia y saber hacer.
También hay que reconocer que casi todas las obras de Carey arrancan de forma incierta para convertirse algunas en magnas obras del género de fantasía.De manera que THE UNWRITTEN cuenta conmigo para darle un voto de confianza.
¿Cuándo [mi padre] me abandonó? En realidad dejó su patrimonio bien atado a unos complicados fondos. Nunca he sido capaz de tocar un penique de ese dinero. Honestamente hablando, no soy rico.-Tom Taylor.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

pues es un buen punto de partida para una cole.

si, no es original. pero... solo es el nº 1, debemos ser pacientes, y esperar a ver como se desarrolla la historia.

a mi por lo pronto me ha picado la curiosidad.

Raúl Martin dijo...

Te doy la razón, tampoco es tan mal inicio. Únicamente que se había creado una espectativa muy grande. Parecía que la serie iba a ser un boom desde su principio y no lo ha sido del todo.
Esperemos que Carey pueda repetir una etapa tan larga como en LUCIFER.

Eduardo dijo...

Me parece que Vertigo como sello editorial, acertó en darle el boom publicitario con que despegaron esta publicación; es indiscutiblemente un cómic cuya meta, es atrapar a los lectores en base a las similitudes que tiene con otras obras muy mediatizadas. Los diálogos me parecieron algo forzados, y en ocasiones los encontré totalmente fuera de lugar (meras letras incluidas para crear trasfondo, pero que no concordaban con la escena). El arte de Peter Gross, con ese singular estilo entre caricaturesco y realista que me agradó tanto en Lucifer y Books of Magic, me fue indiferente en este primer número.
Punto y aparte, concuerdo en que el primer número ha sido uno decente y me mantengo esperanzado. ¡Muchos saludos Raúl! (Legión)