lunes, 10 de noviembre de 2008

VERTIGO – NORTHLANDERS #09 – 10: LINDISFARNE

Para el siguiente arco argumental de NORTHLANDERS, Brian Wood ha escogido un suceso histórico. Se trata del primer saqueo conocido del pueblo Vikingo, que tubo lugar en el verano del 793 D.C. en una pequeña isla del norte llamada Lindisfarne o Holy Island (Isla Santa). El lugar fue un asentamiento cristiano fundado en el 636 D.C. donde se elaboraron ciertos documentos religiosos de gran valor histórico.
Previamente a este altercado conocemos al joven Edwin, un personaje muy crítico con el entorno de devoción religiosa existente en su familia y que no se siente parte de esa manera de vivir. Tal vez con un cierto don innato a la clarividencia, Edwin ruega por escapar de ese mundo opresivo y unirse a los guerreros del norte, de dioses valientes y orgullosos. Tales ruegos, dado lo sucedido a continuación, son sobradamente cumplidos.
Así que de la mano de Brian Wood conocemos de forma explícita los acontecimientos históricos ocurridos en aquella pequeña isla. Como extra encontramos un trasfondo de profunda crítica a la religión donde tanto clérigos como devotos son presentados como sumisos individuos quienes sólo esperan ser salvados por la mano de Dios. Estos toques de atención a la religión no son nuevos en esta serie, sino que ya aparecían en el anterior arco. La trama en sí, consciente de su corta duración, es concentrada y directa; de manera que leer los dos números deja una grata sensación de haber consumido una historia bien completada.
El dibujo y el color, a cargo de Dean Ormston (The Sandman, Lucifer), no muestran personajes muy expresivos. Pero sin embargo dan un excelente resultado a la hora de plasmar los momentos más crudos de la batalla así como ilustrar a los vikingos de forma bestial y peligrosa. La combinación de guión y dibujo presenta un gran producto que no desmerece lo visto hasta ahora en esta imprescindible colección de temática histórico realista.
Me gustaría comentar un poco el estado de las ventas de la colección. NORTHLANDERS vendió en septiembre 10.738 ejemplares (según datos de la distribuidora Diamond), lo que supone un gran bajón respecto a los 19.805 con los que comenzó en Diciembre 2007. Por ahora las ventas permanecen lejos de los 6.000 ejemplares que son límite admisible; pero por desgracia estas no dejan de descender mes a mes. DMZ, está más o menos en la misma situación (9.500 ejemplares solicitados en Agosto), no muy cerca de la cancelación pero con peores ventas de lo que tal colección se merece.
Como creo firmemente que las bajas ventas no están directamente relacionadas a la calidad del producto, espero que la situación mejore para estas dos series y podamos seguir disfrutando de tan excepcional material durante mucho tiempo.
“La religión de esos cristianos nos enseña servilismo, silencio, completa obediencia. La tortura como un honor… dolor y muerte como recompensa final.”Edwin.