miércoles, 3 de septiembre de 2008

VERTIGO – SCALPED # 19 – 20: THE BOUDOIR STOMP (EL TOCADOR PISOTEADO)

En el pasado, las cosas no fueron un camino de rosas para Carol Red Crow (hija del jefe Lincoln Red Crow) ni para Dashiel Bad Horse. En este excelente arco argumental de Scalped podemos dar sobradas cuentas de ello.
Caminando siempre entre dos tiempos, The Boudoir Stomp compara el presente frente al pasado y la vida de Dashiel frente a la vida de Carol. Así que estas cuatro historias fluyen en tan sólo dos números. Vale que al final tampoco pasa nada del otro mundo. Ni hacía falta que nos explicaran que estos dos personajes han llevado vidas miserables y arrastradas. Pero está tan bien contado, y lo más importante, en tan poco espacio, que es un verdadero placer leerlo.
Ninguno de los dos tubo al mejor de los padres (el de él drogadicto y el de ella causante de la muerte de su novio y su bebé), ni llevan un vida envidiable (camarera agobiada y policía títere), es tal vez por eso que se han vuelto a encontrar en la vida y se hacen olvidar los fantasmas presentes y pasados mientras dura el sexo. De manera que es muy, muy grande al guión de Jason Aaron para esta saga.
Tenemos relevo en el apartado gráfico. Llegado a la colección en el # 18 (número de transición que nos cuenta la historia de Franklin Falls Down, policía perdedor y encargado de investigar el caso de asesinato de la madre de Bad Horse), Davide Furnò despega definitivamente en esta saga. Este joven ilustrador de 32 años de nacionalidad italiana aterriza en Scalped tras una muy corta carrera en el mundo del dibujo de cómics (John Doe para Editorial Eura de Italia, Heavy Metal en el Reino Unido, Loudun para la Ed. Francesa Soleil y poco más). El dibujo de Furnò continúa la estela de R. M. Guera dando mucha importancia tanto a la anatomía como a las facciones de los personajes, pero se separa de su predecesor en tanto que es más primitivo, tosco y menos pulido. En ocasiones parece un boceto coloreado aunque el resultado final tiene mucha fuerza y realismo. Con este artista el mundo se vuelve más turbio e irreal, es más desencajado y en ocasiones da la impresión de que los escenarios desaparecen en la nada para que el lector termine de imaginarlos con la inmundicia y el desorden que le parezca.
Desde luego que la elección de este artista es muy interesante y nos confirma lo despiertos que están en estos momentos la gente que se encarga de atraer nuevos talentos al sello. Aunque R.M. Guera regresa a partir del siguiente número (# 21), hay que reconocer que la plaza ha quedado magistralmente defendida por un debutante con mucha proyección que dará que hablar si finalmente decide quedarse en el cómic americano.
“Mira, sé que me odias ahora mismo, pero de aquí a nada te despertarás y te darás cuenta de que soy el puto mejor amigo que tienes en esta Rez. Red Crow o Nitz no importa cual de los dos pero uno de ellos va dar de comer a los perros tu culo metido en un puto sombrero.”-Diesel.