miércoles, 6 de febrero de 2008

VERTIGO – CROSSING MIDNIGHT # 14


Dentro del mundo del cómic americano, se ha tratado bastante la Mitología Nórdica ( en Thor) y también la Greco / Romana (en Wonder Woman). Lo que no es tan común es encontrarnos una obra que se sumerja de manera tan directa dentro de la Mitología Japonesa como es CROSSING MIDNIGHT.
Para que quien no conozca nada de esta serie, se podría decir que es la historia de dos gemelos, un chico (Kaikou Hara) y una chica (Toshi Hara) cuyo destino es unido a los dioses desde antes incluso de nacer.
Toshi fue ofrecida como ofrenda a Lord Aratsu, el Rey-Espada. Un día el señor de todo lo afilado y puntiagudo aparece reclamando lo que se le debe y la pobre Toshi se ve obligada a aceptar para así poder salvar la vida de su madre.
Es entonces cuando Kaikou comienza la búsqueda de su hermana desaparecida, al principio en Nagasaki de hoy en día, su ciudad natal, luego en Tokio. Kaikou tan sólo cuenta como arma: su don de anular la magia al tocarla; y desconoce tanto el paradero de su hermana como la terrible transformación que esta ha sufrido.
Por su parte Toshi se convierte en HASHARITO, sirvienta desmemoriada de Lord Aratsu que pronto se verá involucrada en la guerra que el Rey-Espada mantiene con otros señores.
Tras la anterior saga, BEDTIME STORIES, continuamos con TIME OF CIRCLES. En este numero vemos como el viaje de Kai continúa hasta un lejano pueblo. Acompañado por STONE-FIST, guardaespaldas de Mimi-Sama (anterior HASHARITO), nuestro protagonista ve como vuelve a toparse con un callejón sin salida. Sin embargo, la búsqueda de Toshi sí tiene éxito y acaba siendo ella la que encuentra a su hermano. Sin memoria, Toshi sólo ve en Kai a la persona que Lord Aratsu ha enviado matar. Si lo hace, Toshi podrá recuperar sus recuerdos, para darse cuenta de que ha acabado con la vida de su hermano.
Mike Carey escribe un guión repleto de magia y criaturas del folklore nipón, pero lo hace de una manera accesible y amable, con un lenguaje elegante. Jim Fern también se esfuerza en transmitinos las energías que los seres que describe Carey han de emitir. De manera que nos hace pasar del ambiente gris y aburrido de una oficina o un almacén, a un mundo de imaginario con una facilidad sorprendente. Las portadas de J.H. Williams III le dan el toque final al producto.
CROSSING MIDNIGHT me parece que una serie que hasta ahora ha pasado inexplicablemente inadvertida. Yo la encuentro una lectura enriquecedora y que nos ofrece una propuesta muy original. Que nadie se equivoque, que el punto de vista no tiene nada que ver con el Manga, sino que más bien nos habla de diferentes aspectos de la cultura japonesa, tanto de su mitología como de su faceta más actual (en BEDTIME STORIES Carey nos habla del fenómeno de las enjokisai, algo así como semi-prostitutas adolescentes que canjean sus encantos adolescentes a cambio de un poder adquisitivo mayor). Es por ello por lo que veo en esta fantástica colección una gran dosis de originalidad, cosa que por desgracia no abunda mucho ni en VERTIGO, ni en el panorama americano actual.