miércoles, 27 de agosto de 2008

VERTIGO – YOUNG LIARS ISSUE 6: LOW (BAJO).

El sexto capítulo de Young Liars está repartido en dos historias paralelas. Por un lado tenemos la continuación de la trama que nos ha ido acompañando hasta ahora y por otro nos cuentan lo sucedido con Danny y Sadie y cómo llegó esta última a acabar con una bala en la cabeza (supuestamente disparada por Danny, aunque tal cosa todavía está por confirmar).
De manera que nos vamos hasta Andalucía, donde (según Lapham) hay una “Misión” del S. XIV convertida en sitio turístico que alberga cuadros de Goya, Velázquez, Picasso y El Greco. Hasta tal lugar se dirigen Sadie, Runco y Annie X con la intención de robar un cuadro de El Greco. El fantástico plan de Runco es mandar a Sadie mientras el resto espera en un hotel. Sorprendentemente, la temeraria enferma terminal consigue su objetivo y al regresar al hotel se encuentra a un decapitado, una anoréxica, un novio paranoico, un travesti, una cazafortunas, un inglés al que no se le entiende nada (que piensa que la mejor banda del mundo son los Sex Pistols) además de un montón de Pinkertons sicarios de su padre. Ni que decir tiene que nuevamente tenemos un contundente final lleno de acción y violencia.
Por otra parte, el flashback nos muestra lo arpía y manipuladora que era Sadie hasta antes del disparo en la cabeza. Siendo una persona con nada en común a la actual, la chica se aprovechó de Danny haciendo que el pobre infeliz lo diera todo por ella consiguiendo a cambio sólo reproches y desprecio. Como es lógico las cosas llegan a un punto en que el muchacho no aguanta más y explota de rabia. ¿Qué sucedió entonces? ¿Llegó Danny a disparar a Sadie? Por ahora no se sabe. Por suerte para sus lectores, Young Liars no decae en intensidad ni ritmo. Aunque este número me ha decepcionado debido a que como siempre se da una imagen un tanto folclórica, rural e imprecisa de nuestro país. David Lapham recurre a lo más tópico de nuestro país (Ibiza y fiesta, Andalucía y lugares religiosos …), utiliza a los pintores más conocidos (¿dónde de ha documentado, en un libro escolar?) así como sólo plasma monte y pueblecitos. A modo de ejemplo decir que los personajes localizan el castillo donde se alberga el cuadro montando a caballo, como si en andalucía no fuera más fácil hacerse con una montain bike.
Dejando este tema a parte, hablemos un poco de futuro de la colección. La série vendió en Julio unos 8.200 ejemplares, está por encima de series como Scalped (7.200 Ud.), Exterminators (6.300 Ud) o The Vinyl Underground (5.200). Scalped continúa editándose, pero las otras dos han sido canceladas. Pese a todo no son una grandes ventas, Fables vendió en julio unos 24.000 ejemplares. No hay por ahora rumores de cancelación y se ha anunciado ya el número de noviembre (#09) con toda regularidad. Pese a todo yo estaría más contento si las ventas ascendieran un poco. Aunque no hay nada que reprochar a David Lapham, ya que nos está ofreciendo la serie más regular, intensa, emocionante y dinámica que ha hecho en toda su carrera. Young Liars o Northlanders (que no me obliguen a escoger) son las mejores series nuevas del año.
“Vale, está bien. Intentar hacer el amor contigo después de protegerte durante tres años es lo mismo que el incesto.”-Danny.