jueves, 21 de agosto de 2008

IMAGE – WAR HEROES #01 (MARK MILLAR Y TONY HARRIS).

Nos encontramos en la actualidad, EEUU está siendo sometido a una dura serie de ataques terroristas que han hecho que el país más poderoso de la tierra se tambalee. Las guerras contra el terrorismo se han extendido a Irán y Siria, aunque tal medida no parece tener ningún efecto paliativo sino más bien lo contrario. Ante la gran necesidad de músculo en su ejército, el gobierno decide emplear una medida por otro lado lógica: Si no pueden disponer un número ilimitado de soldados, aumentarán en poder ofensivo de éstos. Así es como se crea el PROYECTO OLYMPUS, un estudio científico que tiene como resultado obtener soldados con poderes.
A lo largo del número vamos conociendo diversos personajes y cómo les va afectando esta nueva situación militar, así como el regreso de la esperanza a una sociedad aterrorizada y sometida al más estricto control.
War Heroes se trata de un proyecto de Mark Millar que empezó a gestar una vez terminado Ultimates 2, por lo visto el autor creyó interesante seguir contando historias de seres con superpoderes controlados por el gobierno e interactuando en la sociedad actual. De manera que ha preparado esta miniserie de 6 números publicada por Image Comics a partir del pasado julio.
Acompañando a Millar encontramos el arte de Tony Harris entintado por Cliff Rathburn. El resultado de este equipo es un dibujo menos definido y fotográfico del que Harris nos tiene acostumbrados en Ex Machina, aunque con la misma fuerza expresiva y contundencia en la narración.
Respecto al guión, decir que es una curiosa mezcla de patriotismo y denuncia sobre el control de la libertad del ciudadano por parte de los poderes del estado. Los personajes están muy bien logrados (en la línea de trabajos anteriores) y la historia mezcla momentos cotidianos con situaciones de peligro de forma natural y nada forzada.
Como parte negativa, la trama es un poco precipitada. La manera en que se llega a conseguir soldados con superpoderes es tan rápida que pierde naturalidad. Otro punto poco realista es la forma en la que los reclutas consiguen los poderes. Según el cómic, con sólo tomarse una píldora la persona puede adquirir durante un tiempo limitado la capacidad de vuelo, superfuerza, supervelocidad, etc. Además, los soldados parecen poder hacer uso de esos superpoderes incluso durante sus permisos, lo cual es un poco extraño. Si esos poderes son en definitiva un arma, ¿no sería como salir del cuartel en tanque o con granadas en el bolsillo? Estos detalles le restan no realismo a la miniserie (definitivamente no pretende de ninguna manera ser realista) pero sí coherencia y credibilidad.
Pese a todo, War Heroes prometer ser un cómic de acción bien construido por dos buenos autores, lo cual asegura al menos un gran entretenimiento. La publicación del #02 está prevista para el próximo 3 de septiembre.

“El antiguo Ejército era duro, pero ahora es como jugar a vídeo
juegos.”-
Jay Pierce, soldado del Ejército de los EEUU.