viernes, 11 de julio de 2008

RED 5 COMICS – ATOMIC ROBO # 01 AL 06

Atentos todos a la introducción al principio de cada número de esta miniserie:
“En 1923 la carrera de Nikola Tesla estaba en declive hasta que desarrolla un robot con inteligencia automática: ATOMIC ROBO. Concedida la nacionalidad americana tras su participación en una operación secreta durante 1938, Atomic Robo funda TESLADYNE, un grupo dedicado a la exploración científica. Tras décadas ocupándose de toda clase de rarezas, desde vampiros a dinosaurios superinteligentes, Atomic Robo y los llamados CIENTIFICOS EN ACCIÓN de TESLADYNE se convirtieron en el equipo de asalto de la fuerza de defensa contra lo inexplicable.” (Traducción: BE1GARATH [CRG])
Analicemos un poco: Un científico que trae a este mundo a un ser no humano que lucha contra toda clase de seres extraños; una organización que se dedica a investigar y a enfrentarse a lo inexplicable... Vamos, que al protagonista sólo le falta el color rojo, el rabo y un par de cuernos cortados.
A lo largo de los 6 números que forman el Volumen 1 de ATOMIC ROBO encontramos muchas historias. Algunas del pasado remoto y no tan remoto, así como otras del presente. De manera que diferentes líneas temporales se van entremezclando a medida que transcurren los episodios para terminar con el enfrentamiento de nuestro carismático protagonista con un gran enemigo que hemos ido conociendo a través de diversas épocas.
Pero hasta llegar a la resolución de la batalla encontramos muchas cosas: Hormigas Gigantes, antiguas pirámides egipcias mecanizadas que disparan potentes rayos solares, hi-tech, enfrentamientos con esbirros-robot… toda una gran colección de imaginativas rarezas pulp que añaden gran colorido a las andanzas de este robot aventurero.
También tenemos un poco de espacio a la conspiración. El nº4 tiene un tono algo PLANETARY cuando vemos a Robo llegar a Marte en los 70 amparado por mentes de lo más brillantes.
Y, como no, la miniserie cuenta con la imprescindible aparición de Nazis en alguna que otra ocasión.
Puede que todavía falten algunos puntos fuertes de esta serie por contar. Establezcamos claramente que el parecido con HELLBOY es excesivo (hasta lucha contra Rasputín y todo). Pero dejando todo eso de lado tenemos una serie muy entretenida y de fácil lectura, de hecho yo recomendaría leerla toda seguida. Además los personajes que encontramos son muy carismáticos a la vez que están constantemente soltando ingeniosos diálogos.
Básicamente el guión a cargo de Brian Clevinger nos ofrece lo comentado hasta ahora (múltiples historias, saltos temporales, aventuras muy imaginativas y sólidos e ingeniosos diálogos). Por otra parte el dibujo es trabajo de un variado grupo de dibujantes. Del argumento central se encarga Scott Wegener, para ceder el testigo en las historias más complementarias a Joshua Ross, Zack Finfrock, el genial Christian Ward y Nic Klein. Tan variopinto elenco gráfico refresca mucho el resultado final y alegra al lector. Sin embargo en mi opinión el dibujo de Wegener (con un estilo muy cercano al Ryan Ottley de INVENCIBLE), junto con la colorista Ronda Pattison, no consiguen aportar a la historia principal todo lo que el guión exige. De manera que los constantes saltos temporales de la acción no están diferenciados gráficamente, consiguiendo que luzcan exactamente igual (colores, vestuario, decoración…) el año 1975 que el 2005. Por el contrario las pequeñas historia satélite están perfectamente definidas y ambientadas, tal vez debido a que cuentan con autores más diestros.
En conclusión, ATOMIC ROBO me ha parecido un cómic entretenido que se lee muy bien, aunque tienes que prestar atención a los constantes cambios temporales. El dibujo en general aprueba aunque se podría mejorar bastante en la historia central. Pero en definitiva el principal problema de esta serie es su imborrable parecido a Hellboy, con el que coincide en al menos el 60% de sus elementos. Eso sí, no habrá obtenido una nominación a los Premios Eisner (Mejor Miniserie) sino careciera por completo de méritos.

“-¿Porqué siempre acabamos actuando con brutalidad el uno contra el Otro? ¿Acaso no somos hombres de ciencia?”
“-Soy un robot y tu un cerebro dentro de una lata, ¿es esa una pregunta trampa?”-
Atomic Robo.

3 comentarios:

ZANTOBLIN dijo...

Curiosa serie ATOMIC ROBO. Se podría decir que es una descarada copia de HELLBOY. Aunque también puede interpretarse como lo que tendría que haber sido y nunca llegó a ser.

DREAMSMAKER dijo...

Totalmente de acuerdo es una version màs moderna y divertida de HELLBOY.

Mucha acción, pocas explicaciones y un origen secreto que no cuadra mucho ya que lo de Nicolás Tesla no tienen ningún sentido ya que ATOMIC ROBOT no es un robot digital es “algo màs” cuyo origen y verdadera naturaleza quizás se descubra algún día o quizás no por que al igual que la vieja seria de TV, ARCHIVOS X, es probable que ni sus creadores sepan la verdad..

ZANTOBLIN dijo...

Dreamsmaker,
Yo en principio creo al guionista, si en ese universo ATOMIC ROBO está creado por Nicola Tesla, pues vale. Al fin y al cabo es un origen como cualquier otro.
Lo importante es que nos estén ofreciendo tan buenas historias como hasta la fecha. Por cierto, la 2ª miniserie ya se está publicando.