lunes, 7 de julio de 2008

IMAGE – THE WALKING DEAD # 50

¡Atentos todos, el NÚMERO 50 de THE WALKING DEAD! Eso supone un acontecimiento, portada alternativa de Erik Larsen, mucho bombo en la página web de Image, una gran introducción de Robert Kirkman al principio del correo agradeciendo a los fans… En fin, ya sabéis, la fanfarria habitual de estas ocasiones. Pero, ¿y el cómic, qué tal está? Pues es ahí donde se desmonta un poco el acontecimiento, porque la calidad del número es más bien mediocre, apuntando peligrosamente a baja.
Rick continúa muy enfermo, y debido a eso el protagonismo se lo lleva Carl (el jovencísimo hijo de Rick). Tras la impresión del anterior capítulo, el niño intenta ahuyentar a unos zombis que han encontrado su refugio. En el trascurso de la aventura Carl tiene una refriega con otros muertos que consiguen rodearlo. Si a esto le sumamos una escena introspectiva y sentimental protagonizada también por el crío ya tenemos todo el esperado nº 50 contado.
Nadie puede negar que con la emoción y la expectación que crea la serie, los capítulos se leen muy rápido; pero el consumo del nº 50 es demasiado breve. Casi sin texto, está claro que el equipo habitual de TWD intenta transmitir la fuerza de los acontecimientos de manera desnuda. El problema es que dichos sucesos parecen intrascendentes comparado con lo ocurrido recientemente. Y no es que sea un mal número, sólo que baja mucho el listón que la serie estaba teniendo hasta ahora. Eso sin tener en cuenta la expectativa creada al tratarse del nº 50.
Y creo que con eso ya se ir acabando Está claro que en una colección no todos los números pueden ser buenos; lo que pasa es que eso ha ocurrido en el peor momento.
(La parte positiva de todo es que queda mucho espacio en el post para el material gráfico de rigor: PORTADA, PORTADA ALTERNATIVA [de discutible calidad] y PAGINA DOBLE)

“No, no voy a ser un niño nunca más. Estaré bien si tienes que morirte, si te mueres estaré bien.”-Carl.