martes, 13 de enero de 2009

SHOWTIME – DEXTER T3 (CONCLUSION: 3X07 – 3X12)

Como era de esperar, DEXTER ha mejorado en su tramo final haciendo gala de las virtudes demostradas en las dos temporadas anteriores. La Pregunta es, ¿resulta suficiente un final digno para considerar esta temporada “buena”?
Al final, lo más curioso de la Tercera Temporada es que ha sido la temporada con menos Dexter de DEXTER. Porque mientras nuestro amistoso psychokiller preparaba su boda o se debatía en dilemas sobre la amistad, la paternidad o su propio futuro, a personajes como Debra Morgan o Miguel Prado les sucedían cosas interesantes. De hecho en el caso del citado en segundo lugar él mismo las causaba. De esta manera la atención se ha ido diversificando de manera que figuras como Laguerta o Rita llegaban a disfrutar de sus ansiados 15 minutos de gloria. Porque el final de la serie contrasta con la primera mitad al ser una trama compleja donde se entrecruzan las líneas argumentales de manera intensa y por qué no decirlo inspirada dejando al espectador inquieto hasta el último capítulo. Lo que hace que me pregunte que si el ingenio ha estado ahí toda la temporada, ¿por qué no lo han lucido hasta el final?
Y hablando de finales… un servidor piensa que ya va siendo hora de que mejoren este punto, ya que otra vez tenemos lo mismo.
Tampoco me gustaría que esta reseña quedara excesivamente positivista; es cierto que los personajes han recuperado mucho carácter y que el nivel del guión ha experimentado una subida que ni en la bolsa se conoce, pero aún y así ha habido sombras en estos capítulos. Algunas algo frustrantes, como la para mí tomadura de pelo que supone la forma en que resuelven la escena de Dexter encerrado en el maletero. Pero ha habido otras “marchas atrás” que peligrosamente hacen que acabes por plantearte la seriedad de lo que va a ocurrir a continuación. Si se dejan de resolver las cosas con seriedad e ingenio, ¿para qué seguir en el mismo barco?
Todo eso respecto al guión. Por su lado los actores han cumplido muy bien superando la parte en que la trama exigía más dedicación. Ya he comentado que Jimmy Smits (Miguel Prado) ha estado magistral, pero sorprende que hayan seguido acertando a la hora de nuevas incorporaciones como Ellen Wolf o Joey Quinn. El cartel de actores sigue fuerte y manteniendo una serie que en momentos duros puede acercarse a cualquiera de sus secundarios para pedirle que aguante el peso de una trama dignamente. Y eso no lo tienen todas las series.
Y ya terminando, decir que personalmente esta temporada me ha parecido con diferencia la más aburrida así como la que menos ideas ha aportado. El esquema se está repitiendo demasiado y la serie pide a gritos un cambio de estatus urgente para su protagonista y así poder mantener el interés en un producto que a priori le queda mucho potencial.
De la cuarta temporada se puede ver un pequeño avance al finalizar el capítulo 12. Los pocos instantes no permiten por supuesto hacer una evaluación muy objetiva, pero da la impresión es que al menos el principio de las nuevas aventuras del serial killer van a ser continuistas.
“Sólo…yo. El demente Papi Dexter”.

1 comentario:

sticker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.