miércoles, 1 de octubre de 2008

VERTIGO – REFLEXIONES SOBRE “FABLES # 76: ARROUND THE TOWN” (OJO, SPOILERS)

“Dios le juzgará, Geppetto. No olvide nunca estas palabras”.-Miss Cornhusk.
“Si lo hace, pensará que se está mirando en un espejo.”-Geppetto.

Mi idea inicial para este número era incluirlo junto al resto de reseña de la próxima saga. Eso hubiera sido lo más lógico a priori dado la costumbre a reseñar Fables por sagas. Pero la verdad es que no he podido dejar escapar la oportunidad que este número brinda para hacer ciertas reflexiones y divagaciones sobre la ahora mismo colección reina de VERTIGO.
Todo el que siga Fables se habrá dado cuenta de que una pauta repetitiva de la serie es el constante cambio que en ella experimentan todos sus elementos. Pues bien, este número es de hecho el paradigma de tal hecho.
Bajo una premisa tan simple como la de sacar a pasear a Geppetto se esconde una compleja radiografía de la las heridas surgidas tras la guerra Fabletown Vs Imperio. Pinocho, el descarado y bruto eterno niño es, ahora que su padre está cerca, un adorable y obediente niño que parece no haber nunca roto un plato.
A su vez Geppetto también se muestra muy cambiado. Su actual amnistía y degradación a ciudadano normal y corriente le ha dejado desnudo. Ya no posee ni un ápice de su poder, y es ahora sin embargo cuando más quiere ejercerlo, de manera que manda callar y hasta amenaza con ejecutar a los que se cruzan con él de forma vacía y estúpida. El que ostentó el poder absoluto y se mostró como alguien frío, calculador e inteligente a la vez que amable y sencillo; ahora se comporta como poco más que un anciano cascarrabias. Arremete contra Blancanieves y le reprocha que él nunca la dañó directamente. Claro que no, no hizo falta, destruyó todo su entorno y creó un mundo en el que a buen seguro no podría sobrevivir.
Así mismo, Geppetto también muestra hipocresía al culpar a los exiliados de empezar la guerra. El primer paso lo dio el Imperio enviando a los soldados de madera a por Pinocho (FABLES #19 a 27) y reclamando la rendición de Fabletown. No contento con eso, Geppetto estaba planeando destruir todo el mundo mundano sólo para poder vengarse tras el ataque de Lobo Feroz (# 50 y 52 a 56) . ¿Qué esperaba que hicieran, quedarse a la espera de su próxima aniquilación sin hacer nada?
La respuesta es sí. Porque Geppetto, como se ve en la cita del principio del artículo, no tiene reparo a equipararse a Dios. Tal soberbia, lógicamente, conduce tarde o temprano a la caída.
Más cambios, King Cole vuelve al poder y pretende “cambiar” la palabra dada a Pinocho y retirar la amnistía a Geppetto. Al final parece que no lo hace, sabiamente aconsejado por el héroe de guerra Lobo Feroz. Cole sabe que tuvieron que acceder a ella a cambio de la imprescindible ayuda de Pinocho, pero también sabe que en una guerra tiene que haber condenados, porque el pueblo quiere responsables que paguen por el dolor y la sangre. ¿Lo votará un pueblo salvado pero descontento?
Y se podría seguir divagando y especulado, pero no serviría de nada más que de pasatiempo hasta que el tiempo y los nuevos capítulos de serie nos vayan descubriendo la realidad de estos cambios.
FABLES # 76: ARROUND THE TOWN (Alrededor de la ciudad). Guionizado por Bill Willingham, dibujado por Mike Allred y coloreado por Laura Allred.